Lo hecho en México está bien hecho

Con las fechas navideñas acercándose, me inspiraron a escribir la entrada del blog de ésta ocasión. Como todos ya sabemos navidad es una excelente excusa para comprar regalos como descosidos, todos queremos consentir a nuestros amados, ya sea con la excusa del festejo del nacimiento del niñito dios o porque el panzón rojo baja por la chimenea y deja regalos a los niños buenos.

Y a lo que voy es ¿Dónde hacen sus compras navideñas? ¿Compran productos mexicanos? Son preguntas sumamente importantes  ya que en estas fechas incrementan los ingresos de muchas empresas, pero ¿Son empresas mexicanas?  

Gracias a los intercambios globales, los tratados de libre comercio han abierto el consumo de productos nacionales e internacionales, con las ventajas de poder tener una parte de la cultura de diferentes partes del mundo a muy bajos precios, pero cuando éstas instituciones llevan la mayoría del flujo comercial, se vuelven un gasto dependiente para nosotros y dejamos a un lado nuestros productos que de por sí son escasamente consumidos, provocando así su extinción. Los problemas que con esto se provoca son la falta de inversiones propias y la construcción de un país más dependiente de productos externos, haciendo el gasto a países potencia, y sin armas a nuestro propio país para poder crecer. El no consumo de nuestros productos deja a cientos y cientos de personas sin empleo, una extinción de nuestros recursos y la no exportación de nuestra cultura, quedándonos sin las posibilidades de inversión.

Pero, aparte de el fácil acceso y los bajos precios de productos internacionales, ¿Qué otro factor motiva al consumidor a preferir comprar productos internacionales? Un factor que puede ser determinante para el incremento o estancamiento del consumo de productos diseñados y elaborados en México, recae en el área del diseño, debido a que son relativamente pocas las marcas que ostentan calidad e innovación a la altura del mercado internacional. El usuario detecta esto cuando realiza las comparaciones inherentes durante sus compras. Las propuestas novedosas y bien realizadas para satisfacer las necesidades de la clientela, seguramente contribuirían a que se consumieran productos mexicanos y se coloquen en posiciones reconocidas.

Al consumir productos nacionales ayudamos entre otras cosas a evitar el desempleo, a que se devalúe la moneda y muy importante, a que fluya la creatividad y a la motivación de los creadores, empresarios y emprendedores mexicanos, al mismo tiempo que procuramos que el país tenga un mercado interno sólido y que pueda ser resistente a embates extranjeros. Comencemos a leer en los productos Hecho en México, apoyemos a la economía nacional, la próxima vez que quieran comprar la despensa de la semana, contemplen el mercadito que les queda cerca en vez de acudir a las grandes empresas. Para sus regalos navideños, existen un sinfín de tiendas de diseño independiente, todas con productos de excelente calidad y con mucha propuesta, claro 100% nacionales.

México también tiene la capacidad de producir con calidad. Crezcamos desde adentro, y paulatinamente nuestro nivel y calidad de vida van a mejorar, apoyemos a los productores mexicanos. El cambio de actitud nos ayudaría a mejorar como país, a poder tener más inversiones de otras naciones y precisamente de nuestros vecinos, y mejor aún a tener inversionistas propios de nuestro país, creciendo internamente, dejando de ser los dependientes más activos de otros y haciendo lo que a nosotros nos beneficia. Esto sólo se podrá hacer desde el principio de nuestras vidas, creando una cultura por nuestra patria, dejando atrás el malinchismo, y haciendo un país próspero y digno.

Abby Aceves/Nevermind Fotografía por Nohemí Díaz

3 vistas
Av. Unión 48,
Ladrón de Guevara 44600,
Guadalajara, Jalisco
+52 (33) 1204-8702
  • Facebook
  • Instagram
  • Linkedin
Lunes - Viernes
8:30 am - 8:00 pm
Sábado 
9:00 am - 2:00 pm
© 2019 All Rights reserved-nevermind.mx | Aviso de Privacidad