Pensando en inglés

A más de un año de haber regresado a Guadalajara mis amigos me siguen diciendo que soy un pocho. Antes de ofenderme, decidí buscar la definición en Wikipedia. Esto fue lo que encontré. “Pocho, en México, es la forma, originalmente despectiva, con que se llama a los mexicanos que tienen dificultad para hablar el castellano con la fluidez con que lo hacen los demás miembros de su comunidad de origen debido al desuso de la lengua; utilizan palabras o modismos del idioma inglés en su lugar” 

Viendo la definición no me queda más que darle la razón a mis amigos. En efecto, soy un pocho. De vez en cuando, o mejor dicho bastante seguido, tengo problemas con la fluidez del español porque no encuentro la palabra que necesito. Otras veces siento que la que quiero usar no tiene el mismo significado que la palabra en inglés. Finalmente, si no la encuentro la digo en inglés o uso un modismo equivalente. En mis conversaciones pauso sin razón aparente. A las personas les parece extraño, sobre todo a las que hace tiempo que no me ven. Claro, en mi mente hace sentido, estoy buscando la palabra que necesito, pero los demás han de pensar que ya se me fueron las cabras al monte o que tengo un caso crónico de déficit de atención.

¿Cómo sucedió esto? Como dice la definición, por desuso de la lengua. Durante casi toda mi carrera profesional y en especial los últimos 9 años, he vivido en ambientes en donde el inglés es el idioma principal. Más aun, los últimos 5 fueron en Nueva York en donde tanto en la empresa como fuera de ella, se usa el inglés.

Soy bilingüe desde los 9 años. Sin embargo, hasta hace algunos años no era pocho. No fue inmediato. Fue un proceso lento y gradual. Cuando empecé en mi primer trabajo en Procter & Gamble, a pesar de estar en el DF, el idioma oficial de la compañía era el inglés. A partir de entonces lo comencé a hablar con mucho mayor frecuencia y a escribirlo diario.

La forma de utilizar el inglés en Procter & Gamble es muy particular, ya que es un inglés enfocado a negocio con una orientación 100% práctica. Había que decir las cosas de la manera más clara posible y con el menor uso de palabras. Procter & Gamble era famoso por la política de una sola página. Lo que tuvieras que decir, desde un memorándum hasta una recomendación del presupuesto anual de mercadotecnia, tenía que caber en una página o menos. Lo más difícil de mi experiencia ahí fue precisamente aprender a escribir y a expresarse en su idioma y a su modo. Sin darme cuenta, fue durante estos primeros años que comencé a transformarme en pocho.

Desde que llegué a Guadalajara me he dado cuenta que ahora pienso en inglés. Ya es mi modo default. No lo puedo evitar. Elaboro mis pensamientos y raciocinios en inglés y muchas veces hasta escribo en inglés aunque sean cosas para mí. Tienen razón, hasta yo a veces pienso que es raro. Lo sorprendente es que por debajo de la transformación de mi lenguaje, sucedía otra de forma más sutil, casi imperceptible, pero mucho más poderosa. Una transformación de mi pensamiento.

Ahora “pienso en inglés” con respecto a mi entorno y a mi comportamiento. Dejé de pensar en la impuntualidad como símbolo del mexicano sino como una falta de respeto a mi tiempo y al de los demás. Dejé de pensar que “te lo mando hoy” es mañana o pasado sino hoy mismo. Ya no pienso que “o todos coludos o todos rabones”. La mediocridad es contagiosa y el que se quiera quedar atrás, allá él. Dejé de pensar que lo que pasa en nuestro país es culpa de los ricos o de los políticos. Es culpa nuestra por agachados y dejados. Dejé de pensar en la suerte, porque como dicen, la suerte es el pretexto de los fracasados.

A medida que me he vuelto a incorporar a la vida en Guadalajara, naturalmente se me ha quitado un poco lo pocho. Aunque nunca voy a usar la palabra ocupo para referirme a necesito, seguramente algún día volveré a hablar como tapatío e inclusive volveré a pensar en español. Pero solamente con respecto al lenguaje.

Patricio Ramal | NEVERMIND

0 vistas
Av. Unión 48,
Ladrón de Guevara 44600,
Guadalajara, Jalisco
+52 (33) 1204-8702
  • Facebook
  • Instagram
  • Linkedin
Lunes - Viernes
8:30 am - 8:00 pm
Sábado 
9:00 am - 2:00 pm
© 2019 All Rights reserved-nevermind.mx | Aviso de Privacidad