Del compartir y otras obsesiones

El mundo está cambiando a pasos agigantados, ya se ha dicho hasta el cansancio, o al menos yo lo he escuchado y leído en repetidas ocasiones. Las comparaciones de cómo ha avanzado la tecnología de las décadas pasadas –ni siquiera se habla de siglos- a las décadas más recientes, siempre me sorprenden, aunque las haya visto ya, las gráficas escalando a la velocidad de la luz, sorprenden.

También me asombra la distancia que hay, entre haber visto llegar al hombre a la Luna y la creación de la televisión a color, cosas que vivió mi mamá cuando era niña; y lo que le toca ver a mis sobrinos, quienes, como se dice por ahí, parece que nacieron con chip integrado.

De cualquier manera, la realidad es que estamos en un mundo acelerado, tecnológico, extremadamente comunicado y que, en mi opinión, está dando saltos a lugares mejores. ¿A qué me refiero? A que cada vez encuentro más proyectos con una naturaleza de mejores seres humanos: proyectos sustentables, iniciativas de huertas en casa, ideas revolucionarias para la educación, paladines de la cultura saltando aquí y allá, palabras como coworking, cohousing, crowdfunding, crowdsourcing, colaboración, cooperación, compartir, comunidad, inundan cada vez más mi léxico diario y el de los que me rodean. Yo, lo siento, en mi espíritu optimista –naive también, si gustan- como un camino que sea abre para un mejor futuro. No, no estoy ciega, sé que existen la misma cantidad o más de cosas negativas en el mundo: guerras, hambre, desigualdad, etcétera, pero esta entrada de blog no va para allá, lo siento, si quieren leer sobre esto, vayan al periódico, ahora estoy en “positivalandia” tratando de comunicarles algo.

Más de 110,000 personas trabajan actualmente en uno de los casi 2,500 espacios de coworking en el mundo. Las posibilidades son infinitas, tantas personas, tantos perfiles, tantas ideas. Este mundo de personas tiene en común, al menos una cosa, trabajan desde un coworking. Parece una tontería, pero eso viene con toda una filosofía, con todo un proceso de pensamiento y de vida. El hecho de que, decidan compartir un espacio de trabajo, en lugar de ser dueños –esa manía de tener, tener, tener…- de su espacio de trabajo, habla de su filosofía de vida. Que prefieran conocer gente con ideas propias, como ellos, que pueden intercambiar pensamientos, dar ideas también a los otros, en lugar de registrar cada idea propia celosamente, ponerle copyright a todo y cobrar miles de dólares por una actualización absurda a un programa informático, o por una mención de una marca en un programa de radio, también habla de su filosofía de vida. Que prefieran ahorrar la energía que implica tener cada quien su oficina, con sus ocho mil metros cuadrados, con sus computadoras, sus servidores, sus miles de focos automatizados, y trabajar en un espacio de trabajo colaborativo, de nuevo, filosofía de vida.

Esa filosofía de vida, sumada al intercambio constante de pensamientos con los coworkers, sumado a la concentración que brinda el coworking, resulta en un mundo de ideas nuevas saltando por aquí y por allá. Sí, los espacios de coworking, están llenos de emprendedores. Esta generación de proyectos de mejora viene, en parte, de esos que ya dieron el salto al nuevo paradigma de trabajo, al nuevo modelo de compartir.

Existen muchos casos de éxito en todos lados, nuevas compañías que surgieron de espacios de coworking. En un artículo reciente de Deskmag, se menciona a Ezeep, Coffee Circle y Orderbird , que salieron todos de Berlin’s Betahaus.

Martin Elwert, fundador de Coffee Circle, se describe a sí mismo como “un tipo cualquiera tratando de empezar una compañía que no se trate solo de dinero y crecimiento, sino de crear un impacto social duradero”. ¿Ven? Ideas de un mundo mejor. Recomienda también: “Encuentra la gente adecuada para trabajar, asegúrate de que esta gente comparta tus valores, o te encontrarás en problemas. La gente, visión y valores deben alinearse.” De nuevo: compartir, la palabra clave de hoy.

Otros emprendedores que encontré por ahí:

Larry Legend, de House of Legend, trabaja desde el coworking Studiomates. Parte de lo que ha hecho para mejorar el mundo, mi mundo, es mejorar la aplicación TeuxDeux, de la que hablé en la entrada del blog de Productividad vs. Procrastinación. Además desarrolla otras aplicaciones, como Pictimonial.

Wesley Verhoeve, es fundador de Family Records, una pequeña compañía de música en Nueva York, “dirigida por artistas infectados con la lunática noción de que las canciones pueden mejorar el mundo”. Otra vez lo de mejorar al mundo. Además son independientes, otra filosofía en voga, relacionada con todo este estilo de vida que ando predicando. También trabajan desde Studiomates.

Desde NextSpace, trabaja Ric Gibbs, fundador y director de Xpedition.TV, un canal independiente para exploradores y aventureros, en el cual pueden encontrar noticias, series de video originales y fondos para expediciones a los que la comunidad puede acceder. Nótese: independiente, fondos, comunidad.

Y claro, también tengo la fortuna, gracias a que estoy en Nevermind, de convivir diariamente con algunos emprendedores. Les comparto un poco de lo que se genera aquí:

CoachIN: brindan servicios y herramientas a empresas y directivos a través de la alineación estratégica. En su página nos dicen que “la nueva forma de hacer estrategia es la colectividad”. Palabra clave: colectividad.

Posh: una revista independiente digital e impresa, de excelente diseño, con contenidos muy bien cuidados y que se presentan como  una mezcla única de ideas, tendencias y cultura. Pueden leer el último número en: //poshmag.com.mx/ Palabra clave: independiente.

Looged: una plataforma de crowdsourcing en el que los diseñadores gráficos pueden poner sus servicios a disposición y aquellas personas que necesiten diseño gráfico, pueden encontrar las mejores opciones. Palabra clave: crowdsourcing.

ExplainToon: una plataforma web dedicada a la comercialización de videos explicativos animados realizados de acuerdo a las necesidades de sus clientes por nuestro selecto grupo de colaboradores. Palabra clave: colaboradores.

Sector T: una plataforma en internet que le permite a cualquier persona crear una colección de playeras y venderlas por internet. Palabras claves: “a cualquier persona”, de nuevo un servicio abierto, sin celos, por y para la comunidad.

Como dije, sólo una probadita, si quieren ver todo lo que se hace desde Nevermind, pueden ver los perfiles de nuestros miembros en: www.nevermind.mx

Los emprendedores, coworkers, freelancers, somos parte de ese cambio acelerado del que hablaba. Ahora nos toca no sólo imaginar qué les tocará a los sobrinos de nuestros sobrinos, sino hacer que ocurra.

Fernanda Villava | NEVERMIND

5 vistas
Av. Unión 48,
Ladrón de Guevara 44600,
Guadalajara, Jalisco
+52 (33) 1204-8702
  • Facebook
  • Instagram
  • Linkedin
Lunes - Viernes
8:30 am - 8:00 pm
Sábado 
9:00 am - 2:00 pm
© 2019 All Rights reserved-nevermind.mx | Aviso de Privacidad